Blogia
EL ECO DEL GONG www.elecodelgong.com

BOTOX: EL HEREDERO DE DORIAN GRAY

BOTOX: EL HEREDERO DE DORIAN GRAY

A finales del Siglo XIX, el irlandés Oscar Wilde escribió su única novela EL RETRATO DE DORIAN GRAY, considerada como una de las mejores escritas en lengua inglesa. La novela no deja indiferente a nadie, abordando temáticas tan polémicas como la eterna juventud, la inmortalidad, el narcisismo, el dandismo, la moralidad, etc.

 

En pleno Siglo XXI, nos encontramos el BOTOX, al que podríamos definir como EL HEREDERO DE DORIAN GRAY. En un principio el botox fue concebido con la finalidad de tratar diversas dolencias y está aprobada su utilización en España desde el año 2.004 para fines médicos y estéticos. Actualmente se utiliza para otras dolencias distintas a aquellas para las cuales fue concebido, llámense estas estéticas, anímicas, económicas, sociales, etc.

 

El botox se inyecta en un músculo en dosis muy pequeñas, causa la inactividad de las contracciones de dicho músculo evitando así que aparezcan arrugas. Este efecto tiene una duración de entre 4 y 6 meses, la aplicación repetida va prolongando el efecto de modo que las arrugas son progresivamente menos notorias y se puede espaciar cada sesión. Es tremendamente efectivo, siendo el resultado espectacular, desapareciendo completamente las arrugas en la zona de la infiltración entre las 24 y 48 horas posteriores a la aplicación.

 

Este elixir de la juventud de nuestro siglo, tiene forma de cirugía, convirtiéndose en refugio de famosos, yuppies y artistas. Se utiliza con fines estéticos siendo un derivado del botulinum, el veneno más potente que se conoce, pero convenientemente purificado y en dosis infinitesimales, se descubrió que el veneno podía ser útil en la medicina, para combatir el estrabismo, Parkinson, etc.

 

Posteriormente se reveló que hacía desaparecer las patas de gallo, bolsas, arrugas en el entrecejo, etc. Como anteriormente se ha expuesto, paraliza temporalmente los músculos, impidiendo el movimiento de la piel sobre ellos, combatiendo así el envejecimiento, pero los efectos no son permanentes; duran entre 4 y 6 meses, transcurridos los cuáles hay que someterse a un nuevo pinchazo rejuvenecedor.

 

Un chute de juventud tiene un coste aproximado de unos 600 €. Con una dosis adecuada no es aparentemente peligroso para la salud, pero ya se han dado casos de adicción a la citada sustancia.

 

El que las estrellas de Hollywood estén tan radiantes a los 50, 60 y 70 parece que tiene su explicación.

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres